Blog

20 abril, 2021

La paella valenciana, en el camino para ser declarada bien de interés cultural

La Concejalía de Turismo del Ayuntamiento de Valencia junto con el apoyo de las tres diputaciones provinciales, ayuntamientos, universidades valencianas, entidades culturales, restaurantes y cocineros como Quique Dacosta (tres estrellas Michelin) o Ricard Camarena (dos estrellas), han solicitado la declaración de Bien de Interés Cultural (BIC), a “La Paella Valenciana. El arte de unir y compartir”.

Los motivos que defiende dicha solicitud es que se trata de “un plato tradicional y contemporáneo”, el cual constituye “un fenómeno integrador” y posee un “carácter representativo de la sociedad valenciana”.

Todos estos organismos que apoyan dicha petición, avalan que la paella es un “símbolo identitario del territorio valenciano que ha perdurado a lo largo de los años, transmitiéndose de generación en generación”, manteniendo costumbres a la hora de realizar el plato.

Por otro lado, también se trata de un “icono cultural en el territorio español” , convirtiéndose en un plato muy conocido a nivel internacional.

Además, es considerado un fenómeno social, ya que la preparación y elaboración de la paella, “se reconoce así una tradición y unas costumbres que giran en torno a ella, al acto social que la rodea: la hermandad, las reuniones para prepararla, comerla y también compartirla. Hay fiestas y tradiciones en las que todo un pueblo se congrega en torno a ella” Hechos que configuran para los defensores de la paella un “espacio idóneo donde poner en valor la hospitalidad, la buena vecindad, el diálogo intercultural y el respeto que caracteriza a nuestra tierra”.

Por este motivo, la comisión técnica encargada, ha definido que la paella es “un bien inmaterial muy preciado, con una tradición histórico-cultural de gran importancia en todos los ámbitos, ya sea local, regional, nacional o internacional”.
La vicealcaldesa de Valencia, Sandra Gómez, ha manifestado su satisfacción por el reconocimiento, diciendo que “para seguir avanzando y conseguir que la paella sea declarada Patrimonio Inmaterial de la Humanidad”.

Más que una receta o un plato de comida, la paella valenciana es una manera de vivir y de sentir la gastronomía como algo muy nuestro.
Una vez la paella sea declarada BIC, el siguiente paso es presentarla al comité de Patrimonio de la Unesco. ¿Creéis que lo conseguiremos?

¡Qué viva la paella!