Blog

24 octubre, 2019

EN OTOÑO… SETAS

Estamos ya en pleno otoño y en nada comenzará a llover, así que, en breve nuestros bosques estarán repletos de las preciadas setas, esos hongos tan sabrosos y codiciados que aportan un toque característico a la cocina otoñal.

Como sabrás Vaello Campo, La Valenciana estamos ubicados en Valencia, y en concreto en la Vall de Albaida, una zona hermosa rodeada de extensos montes repletos de pinos, carrascas, sabinas…en los que con empeño podemos encontrar las sabrosas setas*. Setas, que aquí, en la Comunidad Valenciana denominamos de muchas maneras “esclatasangs”, “pebrás” o “rovelló” en función de la zona donde nos desplacemos a buscarlos.

Pero ya sean “rovellons o pebrassos” o cualquier seta de temporada, son el ingrediente perfecto para hacer buenos guisos en nuestras paellas esmaltadas, o arroces en las paelleras de acero pulido o de acero esmaltado de La Valenciana, o simplemente cocinarlas a fuego lento con un poco de aceite de oliva en nuestras sartenes, o asarlas en nuestras asadoras o parrillas de doble zincada.

Cocines como cocines las setas, seguro estarán sabrosas y aportarán el toque otoñal al plato que cocines. Nosotros te dejamos esta sencilla y exquisita receta típica de nuestra ciudad, Ontinyent. Tan solo te llevará 5 minutos y el resultado es excepcional. Puedes encontrar también esta receta en nuestro apartado RECETAS.

RECETA DE "PEBRASSOS" CON LONGANIZA

Ingredientes para dos comensales
¼ de Pebrassos (o seta de temporada)
2 dientes de ajo
4 longanizas
Perejil, sal y aceite de oliva

Elaboración
Quizás el trabajo más delicado es limpiarlos, por supuesto como todas las setas sin pasarlas bajo el grifo, debemos humedecer un papel de cocina y quitarles todas las impurezas, procurando que no quede tierra, o bien eliminar la tierra con un cepillito, una vez los tenemos limpios, los reservamos. Preparamos mientras la salsa verde, en un vaso batidor ponemos sal, un diente de ajo (podemos poner más o menos en función de lo que nos guste su sabor), el perejil y cubrimos con aceite de oliva, trituramos dejando trocitos pequeños y reservamos. Picamos fino el diente de ajo que queda y lo doramos un poco a fuego bajo. Agregamos las longanizas, que previamente habremos cortado en pequeños trozos y las doramos. Seguidamente agregamos las setas y permitimos que se vayan haciendo y dorando.