así
se cuidan nuestros
productos

Hierro fundido

Lávalo con agua y jabón antes de su primer uso para eliminar la posible suciedad procedente de su fabricación. Nuestras planchas de hierro fundido no son antiadherentes. El hierro fundido es un material poroso, por lo que la plancha puede quedar manchada. Después de su utilización, deje que se enfríe antes de lavarla y para una mejor conservación, úntela con una capa de aceite una vez limpia. Nuestros productos no son antiadherentes