Blog

20 marzo, 2019

¿CÓMO ESTÁ EL QUEMADOR DEL PAELLERO? HOY TOCA REVISIÓN.

Por norma cuando nos ponemos a cocinar con un quemador para las paelleras, no nos paramos a pensar en si estará en buen estado. Inmersos en los preparativos de la fideuà, la paella, los gazpachos, los entrecots… lo último en lo que nos paramos a pensar es si tenemos en buen estado el quemador que vamos a utilizar.

Como ya sabrás los quemadores de las paelleras son a gas, por lo que estamos hablando de productos con un riesgo concreto. Una botella de gas mal conectada al regulador de gas o con una goma en mal estado son un peligro en potencia. Así que hoy nos vamos a poner manos a la obra y vamos a daros las claves para poner a punto el quemador del paellero.

Una forma sencilla de poner a punto el quemador es revisar la instalación. Si comprobamos que todas las piezas están correctamente instaladas (las abrazaderas están bien ajustadas) y en perfecto estado (la goma de gas sin dobles ni quebrados), podremos tener la tranquilidad de que nuestro quemador funcionará a la perfección.

Si vas a montar por primera vez el quemador estos son los pasos que se deben llevar a cabo para su correcta instalación:


  1. Lo primero que se debe hacer es tener la llave de paso de la bombona cerrada y comprobar que el regulador no esté conectado a la bombona de gas.

  2. Una medida importante de seguridad que se debe tener en cuenta mientras se realiza la instalación y uso del paellero, es que la goma no debe doblarse o torcerse.

  3. Conectar uno de los extremos del tubo flexible al paellero, presionando la goma con la entrada del quemador, una vez esté colocada la manguera fijar en ese punto la abrazadera al tubo ayudándonos de un destornillador.

  4. Coger el otro extremo de la goma e introducir la abrazadera, después proceder a presionar la manguera con la salida del regulador de gas. Una vez conectado, se debe asegurar esta conexión colocando la abrazadera de la misma manera que se hizo con el extremo opuesto.

  5. Por último, lo que queda es instalar el regulador de gas a la bombona y abrir la llave de paso para poder utilizar el paellero con toda confianza.


Ahora ya tienes tu quemador bien instalado, solo queda ponerte a cocinar con total seguridad y disfrutar de una buena comida.

Una vez finalices de cocinar, y el quemador esté frío, te aconsejamos que pases un paño húmedo con amoniaco para eliminar la posible grasa o carbonilla que haya podido acumularse en los orificios del quemador. Por otro lado, quita siempre el regulador de gas de la botella de gas.

Esperamos que los consejos sean de tu utilidad.